La visión empresarial para la compra de tierras

28/05/2019

Siempre que se compran tierras para el desarrollo de un proyecto inmobiliario es fundamental revisar el precio al cual se compra. El precio por el que se adquiere una tierra para desarrollo inmobiliario debe estar en razón al posible desarrollo y no en razón de los precios de mercado o especulativos de la tierra. En general las tierras tienen restricciones que finalmente son las que dictan el potencial máximo de edificabilidad de la misma, estas restricciones van desde lo técnico hasta lo normativo. Cualquier desarrollador deberá analizar la compra de tierras con base a estas restricciones, haciendo un ejercicio matemático, donde se proyectan las ventas, los costos y gasto y el beneficio futuro. El valor de la tierra será el resultado matemático que hace viable el negocio.

Otra manera para explicar esto es, la tierra tiene dos valores, el de uso y el de cambio. Valor de uso hace referencia al valor otorgado a un predio como resultado de lo que en él se puede hacer. El valor de cambio o transaccional se refiere al valor del mercado, el valor por el cual se ha negociado o se puede negociar un lote.

Todo desarrollador inmobiliario se deberá guiar por el valor de uso. El valor transaccional o especulativo se rige por factores exógenos al desarrollo inmobiliario que pueden hacer fluctuar el precio de los lotes, haciendo de los mismo inviables para desarrollo.

Lucas Gómez Cuartas

 

 

 

 

 

LUCAS GÓMEZ CUARTAS
Gerente, socio fundador
TRAZOS URBANOS S.A.S.
lucasgomez@trazosurbanos.com.co